Jose Antonio Paez

Nació en Curpa (Edo. Portuguesa) el 13 de junio de 1790 y murió en Nueva York (Estados Unidos) el 6 de mayo de 1873. Llamado el Centauro de los Llanos, José Antonio Páez se destacó como militar, General en Jefe de la Independencia de Venezuela y Presidente de la República en tres ocasiones (1830-34; 1839-43; 1861-63).

Hacia 1808, Páez trabajó como peón en un hato de Manuel Antonio Pulido, quien conformó un escuadrón de caballería para luchar contra los españoles.

Páez formó parte de este batallón hasta 1813, cuando pidió la baja con el rango de sargento primero y conformó su propia compañía de jinetes.

En 1814 fue apresado por el realista Antonio Puy (Puig).

José Antonio Páez comenzó a distinguirse en el combate de Los Estanques (1814) contra el comandante Aniceto Matute.

En los años 1815-1816 tomó parte en las guerrillas de Apure y Casanare que hostilizaban continuamente los españoles.

Entabló combate en Mata de la Miel, donde triunfó el 16 de febrero de 1816 y meses después ganó las batallas de Mantecal, El Yagual y Mucuritas, en el Estado Apure.

El 31 de enero de 1818,
Simón Bolívar se reunió con Páez en el Estado Apure para conversar sobre una mejor y más coordinada organización de las actividades militares.

Ese mismo año, Páez derrotó a los realistas en Calabozo (Edo. Guárico), luego, por orden de Simón Bolívar, volvió a los llanos de Apure y recuperó a San Fernando, que estaba en poder de los españoles.

En Ortíz, Estado Guárico, derrotó al jefe peninsular Miguel de la Torre y el 2 de abril de 1819 aplastó definitivamente al General Pablo Morillo en las Queseras del Medio (Edo. Apure). El 24 de junio de 1821, Páez desempeñó un papel importantísimo en la Batalla de Carabobo y el 8 de noviembre de 1823 tomó la plaza de Puerto Cabello, último refugio de los españoles en Venezuela.

El 30 de abril de 1826, Páez intentó la separación de Venezuela de la Gran Colombia, a través de La Cosiata, pero enterado el Libertador de tales intenciones, viajó apresuradamente desde Perú y logró normalizar la situación.

La idea separatista fue ganando partidarios, y el 13 de enero de 1830 quedó consumada la ruptura, cuando el Centauro de los Llanos aceptó el cargo de Jefe Supremo de la República.

El 20 de enero de 1835 concluyó su gestión presidencial y entregó el mando a José María Vargas. En julio del mismo año acabó con los insurgentes que habían derrocado al Gobierno legalmente constituido.

El 1° de febrero de 1839, Páez escaló de nuevo a la Presidencia de la República. El 20 de enero de 1843 finalizó su período, luego del cual asumió el mandato el General Carlos Soublette.

Los acontecimientos del 24 de enero de 1848 (Asalto al Congreso) estremecieron la sensibilidad pública, por lo cual, el General Páez combatió al Gobierno.

Vencido, fue hecho prisionero y encarcelado en el Castillo de San Antonio de Cumaná, y en mayo de 1850 fue expulsado del país.

Páez regresa a Venezuela en 1859 y en 1861 es nombrado nuevamente Jefe Supremo de la República por las circunstancias especiales que sufría la nación, pero tuvo que dejar el poder en 1863 debido al rotundo éxito de la Revolución Federal.

José Antonio Páez retornó al exilio, fijó su residencia en Nueva York, donde murió.

Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 19 de abril de 1888.

:::::::::::::::::::::::::::::
Fuentes consultadas:

• Fundación Polar (1997). Diccionario de Historia de Venezuela. Caracas. Venezuela.
• Gran Enciclopedia de Venezuela. Caracas: Editorial Globe, 1998.
Biografías de la Biblioteca Nacional